Menu

x

Audio en vivo

Get the Flash Player to see this player.

Ver noticias de...

Revisa tu horoscopo

Hay una estrategia de demolición, quieren destruirme políticamente

Hay una estrategia de demolición, quieren destruirme políticamente

Bajo ataque. El expresidente y vocero de la causa marítima, Carlos Mesa, considera que el Gobierno busca minar su imagen política porque cree que será candidato en las elecciones presidenciales de 2019, pero reafirma que no hará competencia al MAS en la arena electoral.

“Hay una estrategia de demolición de la imagen política de Carlos Mesa” afirma y se refiere a dos recientes acusaciones realizadas por el oficialismo que han puesto en tela de juicio la “transparencia” de su corto periodo de Gobierno (2003-2005).

La pasada semana, la presidenta de la Comisión Mixta de la Cámara de Diputados, Susana Rivero (MAS), incluyó al vocero de la causa marítima en la lista de investigados por los sobornos supuestamente pagados por Camargo-Correa y por supuesto daño económico al Estado por el caso Quiborax.

¿Por qué todos estos ataques?

Hay una estrategia de demolición política de Carlos Mesa, así de simple. Lo que quieren es destruirme políticamente.

¿Por qué?

Porque asumen que yo soy un rival político potencial muy grande para el Gobierno.

Pero usted dijo que no será candidato…

Y me ratifico en ello.

Entonces el Gobierno no cree en su palabra…

El Gobierno no me cree y porque el Gobierno actúa de una manera arbitraria utilizando el Parlamento que es suyo, utilizando la justicia que es suya, utilizando la Fiscalía que es suya, no tiene ningún tipo de reparo moral, no tiene ningún reparo de apelar y acudir a la mentira para destruir a una persona que no tiene otro valor, otro poder, que su convicción y sus ideales, y por supuesto su trayectoria personal.

Como que el Gobierno también lo invita a salir constantemente a la palestra política porque periódicamente le lanza dardos para que responda…

El Gobierno se empeña en invitarme a la palestra política cuando mi objetivo personal es la tranquilidad de una vida intelectual y de una vida académica, y de un momento distinto en la vida que estoy pasando, y por supuesto que no crea nadie que lo que yo estoy tratando es ocultar o poner un paraguas y decir me persiguen.

Como ustedes han podido apreciar, ante cada acusación del Gobierno hubo una respuesta clara y contundente de mi parte que demuestra y desmonta todas sus acusaciones. Por supuesto que yo no voy a estar fuera para responder directamente a lo que me pregunten, jamás le voy a rodear a la pregunta.

Si usted me pregunta tal Decreto le voy a responder sobre tal Decreto, no estoy pretendiendo en ningún momento hacer del paraguas que me persiguen pero es tan obvio, terriblemente obvio que tengo que subrayarlo: hay una estrategia de demolición de Carlos Mesa.

Ahora hablando del caso Camargo-Correa, se hace mucha referencia a las iniciales C. M. que está en el informe de la justicia brasileña y que habría recibido una coima ¿ese C. M. obviamente que no es Carlos Mesa?

Obviamente que no es Carlos Mesa y obviamente la presidenta de la Comisión Mixta está vulnerando principios fundamentales de ética, principios al respeto a la presunción de inocencia, a la dignidad y al honor de las personas. ¿Por qué lo hace? porque ninguna presidenta de ninguna comisión de investigación puede permitirse la ligereza -por decirlo elegantemente- de hacer declaraciones en medio de la investigación.

Cómo ella puede presumir quién es C. M. y dejar cada vez que dice que soy yo, Carlos Mesa, cuando está en pleno proceso de investigación. La investigación ha comenzado recién en estos días cuando han ido a Perú, cuando en realidad deberían haber ido a Brasil porque en Brasil está la primera señal del tema, porque la persona que está detenida en Brasil, que era funcionario de Camargo-Correa a quien se le confiscaron unos pen drives (memoria USB) y unos archivos físicos es la que da todos los datos de los sobornos.

Y si hay un C. M. que le preocupa tanto a la señora Rivero, que podría ser nada menos que un expresidente de Bolivia, no le parece lógico que la comisión lo primero que tiene que esclarecer son dos cosas obvias: ¿quién es la sigla C. M.? y segundo ¿qué cuentas han recibido a nombre de C. M. esos sobornos? y además algo muy importante, yo ya he mostrado hace algunos días un nombre que aparece en la investigación federal que hace la Policía brasileña que es una persona de origen brasileño con las iniciales C. M. y ese nombre no aparece citado ni indirectamente siquiera en el informe de la comisión que aparece en la tercera sesión de sus reuniones.

¿Ya fue notificado para declarar?

No, esa es una cosa extraordinaria. Quien me invita es la comisión paralela y que por supuesto que yo respeto mucho y voy a asistir. Por qué no invita la Comisión Mixta para que yo dé, no explicaciones, para que demuestre la cantidad de inconsistencias y los graves daños al honor y dignidad, no solamente mía sino de un exministro mío que ha fallecido y que no puede defenderse con mentiras flagrantes cuando la presidenta de la comisión hace referencia a unas fechas que vincularía un viaje del ministro Galindo con un supuesto soborno. Resulta que hay una diferencia no de dos días -como avala la señora Rivero a una publicación de un medio importante de Bolivia- sino cuatro años de diferencia. ¿Cómo es posible que esta persona pueda realizar una declaración pública de esta naturaleza? que ya no solamente es una presunción sino que está falseando una información específica de datos de un viaje con un soborno, no en dos días sino en cuatro años.

HOJA DE VIDA

Perfil Es vocero de la causa marítima. Fue presidente (2003-2005) y vicepresidente (2002-2003) de Bolivia. Historiador, periodista y político.

Estudios Estudió literatura en la Universidad Complutense de Madrid y en la Universidad Mayor de San Andrés. Es autor de casi una veintena de libros.

<< Ver mas noticias

Ultimas noticias

Ver mas noticias
Hosting Gratis BoliviaStreaming.Net Musica Online Hosting Gratis BoliviaStreaming.Net