Menu

x

Audio en vivo

Get the Flash Player to see this player.

Ver noticias de...

Revisa tu horoscopo

Abandonan niños y santos el día en que nació el niño Jesús

Abandonan niños y santos el día en que nació el niño Jesús

Al interior de la iglesia San Francisco varias personas iban hacia el altar, cuando era momento de cantar villancicos o cantos por el nacimiento del niño Jesús. Agarrados de cajas, cestas y pesebres, la gente abandonó a sus santos y niños de yeso al pie del altar. La expresión de los rostros de las imágenes de yeso era más profundas de lo común, cuál si estuvieran tristes.

"Hemos esperado tanto tiempo para abrazar al niño Jesús y lo abandonamos en las gradas, me duele lo que hacen ustedes, algunos me dirán que es por tradición, pero es muy triste y justo cuando nace el niño Jesús”, lamentó el padre Gaspar Novakowsky.

Un centenar de niños de todos los tamaños yacían en el piso, mirando el cielo. José, María, los ángeles y los tres reyes magos, además de pastorcillos se encontraban en diferentes cajas. Unos muy antiguos, otros descuidados con ropitas desgastadas. Algunos niñitos no tenían dedos, otros tenían el rostro desportillado sin color, tampoco llevaban coronas ni polquitos.

Las otras personas que llevaban a sus niños en brazos se peguntaban por qué lo hacían, mientras que otras personas respondían que era por tradición.

"No hay que comprarse, tienen que regalarte o sino tú tienes que adoptarte a un niño de la iglesia”, comentó doña Marisol Cuba. Ella junto a otras personas buscaban a los dueños de los santos abandonados con la mirada sin identificarlos.

"Mi mamá decía que cuando ya no puedes tener un pesebre, cuando ya no te queden fuerzas para sacarlos en Navidad, es hora de dejarlos en la puerta de las iglesias para que otras familias cuiden de ellos”, contó don Javier Machicado.

Novakowsky advirtió que la gente que hizo eso con las figuras de yeso vivirán lo mismo pero con sus familias. "Sus hijos o nietos harán lo mismo, van a dejarlos en la calle porque ya no serán de utilidad”, dijo.

Al oír eso muchas personas agarraron a sus niñitos y los acariciaron. Sin embargo, el padre felicitó a la gente que conservaba a sus figuras de yeso con amor y alegría.

Una vez que acabó la misa de Navidad, todos fueron hacia los religiosos para que el agua bendita sea derramada sobre ellos y sus figuras de yeso. Cuando este acto culminó, las cajas y pesebres de con los niños y santos que fueron abandonados habían desaparecido.

No los levantaron los monaguillos ni los religiosos, sino la misma gente. Al final solo quedaron tres niños en un pesebre y fueron llevados por un monaguillo a la capilla interior.

Este abandono ocurrió en todas las iglesias de la ciudad de La Paz. Muchos preferían dejarlos alrededor del nacimiento de cada iglesia y tímidamente se retiraban sin mirar atrás.

Otras personas venían con alegría y se llevaban las cajas. "Ya tenemos nacimiento”, decían.

<< Ver mas noticias

Ultimas noticias

Ver mas noticias
Hosting Gratis BoliviaStreaming.Net Musica Online Hosting Gratis BoliviaStreaming.Net