Menu

Audio en vivo

Get the Flash Player to see this player.

Ver noticias de...

Revisa tu horoscopo

Carta de Despedida Redactar una Carta de Despedida | Ejemplos de Carta de Despedida

Carta de Despedida Redactar una Carta de Despedida | Ejemplos de Carta de Despedida

La mejor forma de saber cómo redactar una Carta de Despedida, es ver algunos ejemplos de cómo lo han hecho los demás. Comparando lo que nosotros queremos decir, con aquello que otros han expresado, podremos imaginarnos las mejores maneras de comunicar efectivamente nuestros pensamientos, intenciones y emociones. Les presentamos a continuación tres interesantes Modelos de Cartas de Despedida:

Carta de Despedida 1:

Señor Director
Distinguidos maestros
Público presente

Hasta hace poco tiempo tuvimos la oportunidad de compartir grandes experiencias. Quizá serán éstas buenas o quizá serán de recuerdos ingratos, pero lo fundamental es que durante el lapso de tiempo que permanecí en la institución que ustedes representan, entregué mi vida con emoción, paciencia, sentimiento de ver crecer junto a ustedes la gran alegría de ser grandes siendo pequeños.

Es triste tomar la decisión de partir, pero a todos nos llega el momento de decir adiós. Tal vez sea por un corto o un largo tiempo, pero dejaré aquellas aulas en las que recibí y compartí pequeños y grandes conocimientos con todos quienes en mi entorno siempre estuvieron para ayudarme.

Mi grato agradecimiento a todos ustedes.

Siempre los recordaré.

Adiós por siempre,

Julio Pérez


Carta de Despedida 2:

Estimados compañeros, colegas, amigos y amigas:

Durante mi tiempo en este lugar, realmente conocí un importante valor: el saber que existe el compañerismo verdadero.

No cabe duda que este lugar de trabajo ha representado para mí un importante avance en mi carrera profesional, sus consejos, orientaciones, maneras para adelantar mi trabajo y, sobre todo, aprender cosas nuevas siempre.

En este lugar hay profesionales, pero más que colegas, hay seres humanos que en todo momento estuvieron presentes para ayudarme a realizar bien mi labor.

Deseo dejarles mi más profundo agradecimiento.

Su amiga, colega y sobre todo servidora,

María Pérez




Carta de Despedida 3:


Estimados señores:

Me dirijo a ustedes a los efectos de despedirme y agradecerles su comprensión y apoyo durante los ocho meses que he tenido el honor de dirigirlos.

Constituye para mí una gran satisfacción haber tenido la oportunidad de conocer de cerca la tremenda obra que realiza esta Dirección. Ningún grupo humano en nuestro país hace más por su desarrollo a través de la inversión. Pocos aportan más a la calidad de vida de la gente a través de la construcción y conservación de sus caminos. Enfrentan con valentía y sin eludir ningún sacrificio las frecuentes emergencias de derrumbes, inundaciones y terremotos que asolan al país frecuentemente.

He tenido la oportunidad al visitar las regiones y constatar el profesionalismo con que enfrentan su labor y la entrega y coraje ante las situaciones más diversas. Limpiando avalanchas de caminos de alta montaña cubiertos de nieve, sólo guiados por su experiencia y percepción. Subir como gatos con una retroexcavadora a la punta de un cerro empinado para desprender una roca en peligro de caer sobre el camino. Y así suma y sigue.

Me entendí muy bien con los dirigentes de los gremios de trabajadores de la Dirección, los que me expresaron su apoyo y pesar por mi partida. Traté de atender con prontitud las peticiones que hacían en nombre de sus asociados y compartí con ello la tremenda injusticia que se produce al recompensar la delicada y pesada labor de los vialinos con remuneraciones tan insuficientes.

Ésta es una situación que debe ser corregida. En el PLAN para la Dirección, que se ha preparado, se incluye una proposición de bonificaciones a los Inspectores Fiscales y una repartición entre los funcionarios de una región del ahorro que consigan de su presupuesto en la realización del programa comprometido.

La renuncia que he presentado al cargo se debe fundamentalmente a mi desacuerdo con el estilo de gestión que está imponiendo el Ministro. Con el loable fin de ordenar financieramente y mejorar la productividad, elige el camino equivocado de actuar como un fiscalizador y no como un conductor, de desconfiar de los funcionarios y traer sus propios equipos. De no entender que la dirección de una institución implica también asumir su historia, entenderla (no necesariamente justificarla), pero sí respaldarla cuando se producen efectos que desintegran la moral funcionaria. Su acción sólo produce la paralización que está ocurriendo.

Sin duda que el costo de desprestigio que he ganado ha sido muy duro para mí y mi familia. Pero también ha sido valioso el enorme número de personas que se han acercado a decirme que confían plenamente en mí y que no me debe tocar la campaña insidiosa de los diarios. Para los cristianos, éstas son pruebas que el Señor nos pone en el camino para aquilatar nuestra valía.

Me voy con la garganta atravesada por un nudo, pero con la satisfacción de haber ganado tantos amigos a los que deseo una feliz navidad con sus familias.

Eduardo Pérez
24 de noviembre de 2002

<< Ver mas noticias

Ultimas noticias

Ver mas noticias
Hosting Gratis BoliviaStreaming.Net Musica Online Hosting Gratis BoliviaStreaming.Net