Menu

x

Audio en vivo

Get the Flash Player to see this player.

Ver noticias de...

Revisa tu horoscopo

Radio Fides de Bolivia en vivo | 60 años de lucha por la modernidad

Radio Fides de Bolivia en vivo | 60 años de lucha por la modernidad

Selecto Nacimiento


Fides ha sido uno de los más importantes medios de comunicación de La Paz y Bolivia desde la segunda mitad del siglo XX hasta la fecha. Además, la Radio se inscribió dentro de la amplia obra misional de la Compañía de Jesús en el país. A su vez, el devenir de su existencia reflejó el pensamiento de la Iglesia Católica, el cual se fue transformando de acuerdo con los signos de los tiempos.









Lo “histórico” se capta en la observación del movimiento temporal de las sociedades. Es el movimiento de las “estados” socio-históricos. En la historia de Fides se pretendió identificar esos “estados” y “cambios”, los cuales estuvieron enmarcados en un entorno socio político proveniente tanto de un espacio geográfico mundial, latino americano, boliviano como de instituciones entre las cuales se encuentran el Estado y la Iglesia católica.


Inauguración


Jueves 2 de febrero de 1939, día de la Candelaria, de la Virgen morena de Copacabana, el Nuncio Apostólico, Mons. Antonio Taif, bendecía solemnemente las modernas instalaciones de radio “Fides, la voz católica de Bolivia”, a las 18:30. Fides nació en dos habitaciones ubicadas en el sector norte del patio de primaria del Colegio San Calixto.


Fides fue la primera radiodifusora católica y jesuita de Bolivia e Iberoamericana. Surgió en tiempos cuando el mundo se hallaba convulsionado por la Segunda Guerra Mundial, en Bolivia se vivía un tormentoso periodo de posguerra del Chaco. Ese conflicto armado había desnudado las falencias e injusticias de un Estado manejado por la oligarquía minera y el liberalismo. Los terratenientes continuaban siendo los señores de los despreciados pongos indios aymarás y quechuas. Las corrientes marxistas adquirían mayor fortaleza y presencia en el país. El Presidente Germán Busch se suicidaría 6 meses y 22 días después de haber estrenado el micrófono de Fides.


La Programación



Sobre las bases de las concepciones apuntadas anteriormente, Fides tuvo 4 líneas de programación hasta 1955: 1) música selecta, 2) información internacional, 3) contenidos educativos, y 4) programas religiosos.


1) Música Selecta


El objetivo: Elevar el gusto estético de la audiencia para promover patrióticamente la culturización del individuo boliviano.


2) Información internacional


Constituía un buen contacto con el mundo civilizado. La información venía del exterior. Los primeros informativos fueron en español y alemán. Los noticieros se tomaban de la“British Broadcasting Corporation” (BBC), para esto a Radio contaba con el respectivo permiso de la BBC. La señal de la BBC coincidía exactamente con los cronómetros del Observatorio San Calixto que brindaba la hora exacta para Bolivia.


Fides cerró emisiones en los turbulentos momentos cuando el Presidente Gualberto Villarroel fue colgado por una enfurecida turba en julio de 1946. Durante los días de la revolución de 1952 tampoco hubo transmisiones porque los locutores no podíamos movilizarse debido a la baleadora.


3) Contenido educativo


Entre los radio teatros educativos se hallaban los enviados por la BBC, en unos grandes discos de 75 cms. de diámetro venían según los capítulos en una serie. Sus temas eran por ejemplo “Cristóbal Colón” , “Don Quijote de la Mancha” etc.


Otros programas educativos fueron: “Historia social del mundo occidental” e “Inglés por radio” (ambos por cortesía de la BBC).


4) Programas religiosos


La etapa más religiosa de la programación fue de 1939 a 1941 con el impulso del P. La Puerta.


La transmisión de misas, ejercicios espirituales en cuaresma, las lecturas del evangelio, charlas morales y ceremonias religiosas en las festividades importantes apuntaban hacia el propósito evangelizador, uno de los motivos para de la fundación de la Radio.


Transformando el lugar de acción de los protagonistas


El estudio principal de la Radio Fides fue transformado, lo cual permitió ampliar los horarios de emisión a casi todo el día. A su vez, la ampliación de horarios facilitó un mejor ingreso monetario.


La Programación



Los trabajadores veían con preocupación que las demás radios estaban muy por delante de Fides porque tenían informativos nacionales, ofrecían grandes shows congregando a multitudes, organizaban concursos, producían radio teatros, difundían radio novelas, etc.


Entonces propusieron poner al aire nuevos programas.


 ¡M& uacute;sica popular en Fides!


Uno de los cambios mas importantes ocurrió en el periodo comprendido entre 1955 a 1960, periodo en el cual se empezó a difundir música popular. La gente no se molestó por los cambios; muchos opinaban: “…por fin hay alguien que está comenzando a pensar que la radio no es solamente para unas cuantas personas,…”


El con 80% de música selecta, la redujeron progresivamente a 30% difundida solamente por las noches a partir de las 19:00.


La música popular iba todo el día, se ponían: boleros, rocks, zambas, paso dobles, tangos; música escuchada por la juventud.


Primeros informativos


En 1956 propusieron salir con informativos. “Perfecto, saldremos, pero vamos a seleccionarlas noticias, no queremos comprometernos ni con el uno ni con el otro, nosotros somos la voz católica de Bolivia”.


Produjeron 3 informativos: por la mañana, el medio día y la noche, salían con el nombre de “Noticiero Fides”.


La música selecta se queda


En alguna oportunidad invitaron a jóvenes estudiantes del conservatorio nacional de música y otros intérpretes para audiciones en vivo desde el auditorio.


Programas religiosos


Una de las características de la Radio siempre fue difundir los sobresalientes sermones de Semana Santa desde la iglesia de la Compañía de Jesús. No podían darse el lujo de fallar la transmisión en “Semana Santa”.


Otros Programas


Entre otros programas estuvieron:


“El Abuelito Gastón”, programa para niños, El Movimiento Familiar Cristiano, “Bolivia país de leyenda e historia”, produjeron unas pocas radio novelas, “El banco de Dios”, programa de la Navidad.


Retorno a la clandestina realidad (972 – 1980)


Los primeros años de la década de 1970 se caracterizaron por la transición desde el sueño de los años sesenta hacia el retorno a la clandestinidad realidad en los años setenta.


En Bolivia, en agosto de 1971 el MNR y la Falange Socialista Boliviana (FSB), junto con sus sectores de la empresa privada y gran parte de las Fuerzas Armadas, colocaron al Cnel. Hugo Banzer a la cabeza de la presidencia de la República mediante una insurrección militar que destituyó al también dictador Gral. Juan José Torres. Banzer practicó una eficiente estratagema para acabar con los grupos de izquierda, los cuales gozaban del apoyo de ciertos religiosos.


Desde el inicio de la gestión de Banzer las relaciones entre el gobierno y la iglesia se desenvolvieron entre el discurso y una clandestina realidad.


En la clandestina realidad, agentes gubernamentales efectuaron allanamientos a residencias episcopales, parroquias y conventos; rompieron el tradicional derecho al asilo en las iglesias. Ni gobiernos tan represivos y violentos como lo del MNR en los 50s se habían atrevido a tanto.


La iglesia se hallaba fuertemente dividida entre los sectores conservadores (“tradicionales”) y los simpatizantes de la ideología socialista (“sociales”). Esto acontecía con vehemencia en la Compañía de Jesús.


De manera paralela a las adquisiciones entre fe y justicia, a principios de los años setenta aparecía en Latinoamérica la teología de la liberación (TL). El P. Víctor Codina S.J. situó el origen de la TL en las siguientes meditaciones: las reflexiones a cerca de la dependencia de la región, las luchas del pueblo por su liberación, la presencia de los cristianos en los movimientos populares, la aparición de las comunidades eclesiales de base, la opción de la Iglesia por los pobres a partir del Vaticano II y la vivencia de la pobreza cono algo injusto y no querido por Dios. A través de los citados acontecimientos, la lectura de la Santa Escritura adquirió un sentido liberador.


¿Dónde se ubicó la Radio en este controvertido entorno que iba entre la fe y la justicia, entre una dictadura celosa de la actividad de ciertos religiosos y la TL? Fides había sido en décadas anteriores una obra jesuita“tradicional”, hasta que llegaron los Padres “tercermundistas” a finales de 1960. La etapa 1972-1975 continuó siendo “tradicional”, pero con ciertos matices “sociales” metidos por Espinal, y esto hasta inicios de 1973. Con la participación de Espinal en la redacción de los editoriales se podría haber esperado una presencia más contundente del ala “social” del pensamiento de la Iglesia.


Los años 1974 y 1975 fueron más relajados, hasta 1976 cuando resurgió la efervescencia del entorno político.Las huelgas recrudecieron, lo mismo los pedidos de amnistía, igual la represión. En enero de 1975, radio Pío XXI fue clausurada, frente a lo cual protestaron Fides (en comunicado firmado por los PP. Gramunt y Eduardo Pérez Iribarne S.J.), la Asociación Educación Radiofónica de Bolivia y otros medios.


En general, entre 1976 y 1978 la posición de la Radio no fue ni fanáticamente “tradicional”ni socialista a ultranza. Mantuvo un saludable equilibrio, sin dejar de hacer referencia al pensamiento social del Vaticano II. Aunque esta vez con algo de pesimismo, habían quedado vivos los recuerdos de los intentos desarrollistas y modernistas de la década anterior. Fides siguió en ese sentido, pero con menos pasión.


Comunicación y desarrollo en el pensamiento de la Iglesia sobre los medios de comunicación.-


Según el documento de Medellín 68, los medios masivos de comunicación (MMC) jugaban un papel preponderante en los planes de desarrollo, fueron considerados esenciales para sensibilizara la opinión pública en el proceso de cambio: “para ayudar a encauzarlo al cambio y para impulsar los centros de poder que inspiran los planes de desarrollo, orientándolos según las exigencias del bien común; para divulgar dichos planes y promover la participación activa de toda la sociedad en su ejecución, especialmente de las clases dirigentes”.


El clima de sospecha de los MMC se fue superando a partir de la segunda mitad de la década. La tercera Conferencia del Episcopado Latinoamericano (Puebla, 1979) revalorizó la función de los medios en pro de los objetivos de la Iglesia. Puesto que la evangelización era comunicación, entonces no se podía prescindir de los medios de comunicación.


Protagonistas


Nuevamente Gramunt acaparó el protagonismo. Ni su pensamiento ni su comportamiento variaron en gran medida en esta su segunda etapa, salvo que enfatizó menos el anticomunismo. Empero, nunca abandonó la sabia convicción de que el sistema comunista no era el más aconsejable para el bien de la sociedad. El postconcilio también le influyó, por tanto reclamaba por los pobres, por la justicia y pedía amnistía para los presos políticos. Criticó algunas acciones del gobierno de Banzer, quizá porque éste trataba mal a ciertos miembros de la Iglesia, pedía vehementemente la democratización del país. Los periodistas y locutores compartían ese pensamiento con más pasión, pues ellos tenían ideas más “socializadas” que las del director.


Gramunt exigía una locución decente. La calidad del locutor se media por la diccióny la pronunciación. Si un locutor deseaba ser considerado como profesional, necesitaba: estar dotado de una voz impostada de tono más grave que agudo, de intensidad fuerte, una entonación sin cantinela una modulación continua y una pronunciación correspondiente al idioma castellano. Muy pocos gozaban de dichos atributos.


Programación (1972-1978)


Gramunt no cambio de manera radical sus concepciones en esta etapa. Por tanto, las líneas de programación fueron las mismas que en la etapa 1960-1969. Por esta razón, no se preparó un acápite específico relacionado con las concepciones del director ni se hizo una descripción tan detallada de los programas.


Etapa 1972-1976


A finales de 1960 y mediados de 1970 Fides no era la radio emisora más importante de La Paz, pero tenía su lugar. Sus programas apelaban a un estrato social medio/alto. Las notas editoriales de Gramunt llegaban a la gente con cultura, con conocimiento, a las personas gustosas de obtener información seria y objetiva.


Etapa 1976-1978


Se estrenaron algunos programas, pero la estructura general de la programación se mantuvo. La seriedad y la veracidad de los informativos, quedó confirmada y robustecida, lo que la hacía un medio creíble. El tratamiento de la información continuó según los cánones de Gramunt.


Era una época de crítica a los medios masivos de comunicación, acusados de promover una comunicación vertical en complicidad con el imperialismo cultural norteamericano.


Vanguardia Informativa (1978-1980)


El momento histórico.-


La frenética realidad sociopolítica repercutió en los medios de comunicación, pues surgió una demanda por información antioficialista tras años de dictadura. Las posiciones ”vanguardistas”se pusieron en boga. El país cambiaba, igualmente se sentía la necesidad de cambio en nuestra emisora.


Haciendo de Fides un medio de vanguardia y autogestionario (¡a la vez!).-


La radio ingresó en una dinámica jamás experimentada a lo largo de su historia. De manera paralela al suceder del intenso entorno sociopolítico del país, Fides adquirió paulatinamente un ritmo de trabajo sumamente acelerado. Evolucionó hacia un cambio sustancial. El promotor de la transformación fue el P. Eduardo Pérez Iribarne S.J. (“Epi”).


Desde noviembre de 1974 “Epi” se desempeñaba como Jefe de prensa, contratado a medio tiempo, pero siempre dentro del esquema diseñado por Gramunt. Sin embargo, tres años después no se pudo contener el choque entre el estilo conservador de Gramunt y el popular y juvenil de “Epi”. Según éste último, la Radio se hallaba al margen de la realidad de la sociedad, es decir el formato no entraba en sintonía con la vivencia cotidiana de la población.


La transformación empresarial se apoyó financieramente en una de las principales virtudes de “Epi”, su habilidad para conseguir publicidad, basada en su carácter comunicativo.


La reorganización administrativa y programática dio sus frutos al cabo de unos meses. Fides se convirtió en la emisora más importante de La Paz en 1979.


Los Protagonistas


El ritmo de “Epi” era impresionante. Hombre de los 60 era de carácter pasional, más de lo que comúnmente lo son los temperamentales ibéricos. Era poseedor de 4 virtudes claves para un periodista exitoso: 1) credibilidad, 2) prestigio, 3) muy comunicativo,y 4) Perspicacia.


Desde el periodismo escrito hasta el periodismo radiofónico: Gramunt vs. “Epi”.-


Gramunt exigía la presentación de notas periodísticas escritas con citas de las declaraciones de las personas involucradas en el hecho. Revisaba el texto, tachaba las correcciones con lápiz rojo y rechazaba lo que estaba mal redactado.


Mientras que “Epi” daba al periodista y al locutor mayor libertad. El reportero participaba hablando e insertando grabaciones, casi ya no escribía. No había tiempo para hacer correcciones dada la improvisación. Todo eso permitía que el radioescucha se quedara con una sensación agradable debido a la espontaneidad. “Epi” ponía en práctica un estilo periodístico radiofónico de masas.


Utopías vanguardistas (1978-1980)


Concepciones de “Epi” y de los trabajadores


El concepto de desarrollo de “Epi” partía del “desarrollo social”, del cual se habló en la etapa 1969-1971. La población debería buscar su desarrollo sin imposiciones de los países capitalistas y valorando los propios valores culturales.


No era tan radical como el padre Espinal. Aunque compartían luchas, “Epi” y Espinal confrontaban “una polémica casi estructural y permanente porque teníamos distintas visiones de la vida. Según “Epi”, “Lucho” era un intransigente antes que radical.


El personal de la emisora notó algunas discusiones entre ambos. Espinal quería expresar tal hecho de una forma intransigente y le parecía ambiguo lo que “Epi” escribía.


Programación.-

Las dos fuentes de concepciones “Epi” y trabajadores transformaron los objetivos de Fides e iniciaron 5 líneas de programación. Los propósitos programáticos implícitos eran los dos siguientes:


Las 5 líneas de programación fueron las siguientes: 1) informativa de denuncia, 2) análisis de los hechos de actualidad, 3) música y entretenimiento, 4) programas educativos y 5) programas religiosos.


1 Línea informativa de denuncia


El informativo más novedoso fue “Hilo directo”. Por primera vez los propios periodistas presentaban sus notas utilizando el teléfono desde algún sector de la ciudad, por eso se llamó Hilo directo.


2 Análisis de los hechos de actualidad


Los periodistas analizaban los hechos noticiosos desde una perspectiva política, económica y social.


3 Música de entretenimiento


Cumplía con el objetivo de llegar a la audiencia masiva popular. En ese sentido, “Epi” prefería un trabajo juvenil. Le gustaban los disk jockeys, la música latinoamericana y el folklore.


La apertura a la música popular fue total, se insertaron músicas cantadas y no sólo instrumentales.


4 Programas educativos


La alfabetización por radio quedó atrás, fracasa. Ahora se buscaba que el individuo analice la realidad política y social de su existencia y luche contra el imperialismo cultural.


A su vez, el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CICPCA) producía otros programas educativos con objetivos similares a los de las Escuelas Radiofónicas Fides (EE.RR. Fides), pero destinados al área rural.


5 Programas religiosos


Se pueden citar: “El día del señor”, análisis de las cartas del evangelio a la luz de los acontecimientos cotidianos en la coyuntura del momento.


Objetivos cumplidos (1990-1995 y 1996- 1999)


 Etapa 1990-1995


Por fin la radio alcanza sus anhelos de llegar a una audiencia popular. A través de cuatro particularidades inherentes a estas etapas: 1) estudios de recepción, 2) liderazgo en la opinión pública, 3) asistencialismo social, y 4) la competencia con radio Metropolitana.


A partir de 1990 se trabajó sobre la base de los raitings, encuestas y grupos focales preparados en su mayoría por la empresa Encuestas & Estudios y algunos por la Compañía Internacional de Estudios de Mercado (CIDEM). La Radio invirtió decenas de miles de dólares en dichos estudios. Los propósitos: saber la preferencia de la audiencia por tal o cual medio y obtener información sobre qué deseaba el público objetivo.


Fides fue el primer medio de comunicación en el país en trabajar sistemáticamente con una empresa de estudios de mercado. Fue también la primera experiencia con medios de E & E.


Etapa 1996 – 1999


Los estudios de recepción, el liderazgo en la opinión pública y el asistencialismo llegaron a su máxima expresión.


Cuatro características son inherentes a esta etapa. La primera, la más importante, la paulatina aparición de la corporación Fides 2001.


L a segunda se refiere a la inclusión del “Control de calidad”. La política comunicacional denominada como “movilización de multitudes” constituyó la tercera característica. Y la cuarta, la paulatina computarización en todas las áreas de trabajo, surgida tanto por el empeño modernista del director como por la presión del saturado entorno de los medios de comunicación audiovisuales.


Vistazo al entorno de los medios de comunicación audiovisuales en los años noventa


Sólo en el departamento de La Paz, a finales de 1999 había 106 radiodifusoras. La frecuencia FM se hallaba totalmente saturada. Todas tenían su público, aunque pequeñísimo, pero lo tenían.


Los canales de televisión no se quedaron atrás. Según SITTEL, en 199 había 197 canales, el 62% en VHF y el resto en UHF. El 55% se concentraba en los departamentos de Santa Cruz (15%), La Paz (30%) y Cochabamba.


Por la sonrisa de un niño


Radio Fides se propuso desempeñar otra función: movilizar multitudes como una forma de demostrar aprecio por la gente y ganarse a su vez cariño del pueblo. Dos actividades en La Paz sirvieron para ese fin: a) la campaña navideña “Por la sonrisa de un niño” y b) la carrera de ciclismo “Doble Copacabana.


La primera campaña navideña para entregar regalos a los niños pobres se realizó en 1989, idea de Jorge Torrico. Los de Fides repartieron juguetes a unos 80 niños. El objetivo: despertar el espíritu cristiano y solidario de las personal.


Los programas y sus protagonistas


Según los informes de E & E, “La Hora del País” era indiscutiblemente el más escuchado noticiero de la mañana en todo el país en octubre de 1990, muy por encima del “Panamericano matinal”. La audiencia estaba embelesada. Sin embargo, los problemas de recepción del informativo se ubicaban en el estrato social bajo y en los aymará hablantes es decir, precisamente en el público popular. Por el contrario, era más escuchado en los estratos medio y alto.


Fides y el deporte


El deporte no constituyó una línea de programación trascendental en ninguna etapa de la historia de Fides.


Aunque el deporte no haya sido fundamental para Fides, han utilizado sus micrófonos personalidades del periodismo deportivo boliviano como: Lizardo Suárez, Tito de la Viña, Juan Carlos Costas Salmón, los hermanos Remberto y Grover Echavarría, Lorenzo Carriquiriborde (Carri).


Entre los pocos programas deportivos propios de la emisora está sólo fútbol (1993-1994 y 1997-1998).


Carrera de Ciclismo “Doble Copacabana”


Rodolfo Gálvez tuvo la loca idea de organizar una carrera de ciclismo entre La Paz-Copacabana y viceversa en 1994. La competencia fue de aficionados. Transmitieron la partida y la llegada. No concitó mayor resonancia pública. Hizo recuerdo a la primera competencia nacional de automóviles, transmitida por Fides el 8 de septiembre de 1956 y denominada “Víctor Paz Estensoro”.


La “V” Doble Copacabana de ciclismo se disputó en 5,6 y 7 de noviembre de 1999. Los equipos estaban formados por cuatro ciclistas.


La Corporación Fides 2001


“Fides 2001 está trabajando para globalizar a Bolivia.


Buscamos nacionalizar nuestro país, aquejado de divisiones regionales por su aislamiento propiciado todavía por muchos de sus habitantes. La mediterraneidad boliviana no es sólo marítima es mental, geográfica y de proyección. Es todavía complejo en nuestro país realizar transferencias financieras, concretar inversiones, hacer compras locales en todo el país.


Fides 2001 es una corporación compuesta por 17 radios en todo el territorio nacional (hasta diciembre de 1999). ¿Cómo surgió la idea de integrar al país a través de una red de emisoras?


Láser 98, el hermano mayor


La primera radiodifusora que comenzó a funcionar paralelamente a Fides, siendo parte de esta, fue radio Láser FM 98, el hermano mayor en la corporación. La prehistoria de Láser se ubica en 1965, cuando por equivocaciónse adquirió un transmisor defrecuencia modulada (FM) stereo, el cual quedó para el enlace entre el estudio y la planta de transmisión.


El 22 de mayo de 1987 ocurrió un acontecimiento para la radio difusión de ondas FM en La Paz: se inauguró radio Láser 98.


Dos hermanitos se suman


En diciembre 1991 se compró radio Mar y su FM para las EERR Fides cuando Mar hubo sido fundada el 23 de marzo de 1983 se especializó en la difusión de música“salsa” en la ciudad de La Paz.


Los hermanitos se multiplica (¡y cómo!)


Eran finales de 1993. El dinero ahorrado esperaba en el banco, más el proyecto televisivo había fracasado.


Se decidió que Fides comprara otras emisoras en las capitales de departamento del país para conformar una red, siempre con la previa aprobación del Director.


La iniciativa de montar la red de emisoras fue bienvenida en la sociedad, no faltaron, sin embargo, unos pocos empleados de Fides en La Paz que criticaron el hecho de haberla financiado con las ganancias de Fides La Paz.


La Corporación en marcha


Los medios de comunicación, en especial las radios, deberían encarar el papel de posibilitar la comunicación universal interna en el país. Los medios se habían convertido en un poderoso instrumento para generar cambios en el mundo entero y para influir con fuerza en la opinión pública gracias a a la alta tecnología y la familia Fides 2001 asumió este papel “Globaliza a Bolivia”.


Por su parte, al iniciarse el siglo XXI Radio Fides prometía seguir funcionando bajo las máximas de la compañía de Jesús las cuales se pueden resumir en tres palabras: justicia, fe y solidaridad.


Etapas Que Marcaron La Radio


Según EL Lic. Percy Brun Torrico, se hallaron 4 periodos y 12 etapas en los 60 años. En el primer periodo (1939 – 1960 ), los Padres fundadores de Fides, Pierre Descotes S.J. y Ángel de La puerta S.J. partieron de la concepción de modernidad según la cual la nación civilizada se debería configurar educando a la gente para que superase se arcaico gusto ético. El país alcanzaría el progreso siguiendo el modelo de evolución europeo. Ese pensamiento fundamentó la instauración de 4líneas de programación. La etapa 1955-1960 fue de transición, donde el P. Jaime Salvia Pinos S.J. permitió la inclusión de música popular e instauró otras transformaciones; sin embargo, el cambio iniciado con este sacerdote quedó inconcluso.


En el segundo periodo (1960 – 1978) la Radio ingreso en un proceso de modernización sustentando en la actividad periodística que la puso a tono con el entorno sociopolítico. Para el P. José Gramunt de Moragas S.J. director desde junio de 196ñ0, modernidad era la constitución de un Estado-nación democrático, con las libertades garantizadas, con leyes vigentes, con libertad de prensa y con la creación de un cultura que no estuviese contaminada por la vulgaridad del mestizaje. Su pensamiento de desarrollo pretendía integrar a las masas de campesinos iletrados a la modernidad, para este fin era vital la educación. También partía de una convicción anticomunista. De esas concepciones salieron 9 líneas de programación. Entre 1969 y 1971 sucedió una turbulenta etapa de transición con fuerte presencia del socialismo cristiano, en la cual los denominados Padres “tercermundistas” ejercieron influencia en Fides. En 1971 aconteció el golpe de Banzer. Gramunt retornó a la dirección con su mentalidad ya señalada. Pero a finales de 1978 el entorno sociopolítico nuevamente exigiría cambios.


En el tercer periodo (1978 – 1986) la Radio participo activamente en el entorno sociopolítico. Fue intensa la influencia del socialismo y de la teología de la liberación en la actividad periodística. En la etapa 1978-1980 el pensamiento del P. Eduardo Pérez Iribarne S.J. director desde noviembre de 1978, encajaba dentro de los ánimos populares de reivindicación de la justicia social y de rechazo a los gobiernos militares. Fueron 7 las líneas de programación. La radio fue destruida por paramilitares en el golpe militar del 17 de julio. Se abrió nuevamente en febrero de 1982 con la dirección del P. José Gramunt. La etapa entre 1982 y 1986 fue de transición y de muy difícil gestión económica.


En el cuarto periodo (1986-1999) el entorno sociopolítico había ingresado en un sistema neoliberal y democrático. Las concepciones del P. Eduardo Pérez, quien retomó la dirección en marzo de 1986, encajaron perfectamente en la realidad exigía programas que rescatasen el sentido de la democracia (populares, participativos y con opinión pública), concordes con la modernidad. La Radio funcionó con 6 líneas de programación.


El relato llegó a su final. Fueron 60 años. En ese lapso, el país recorrió un camino de profundo cambio. Se transformó desde la efervescencia política de la posguerra del Chaco en pos de derribar a una oligarquía hasta entonces dueña del Estado, pasando por la revolución de 1952 cuando se instauró una nacionalidad basada en la tierra y en el propio hombre boliviano y con un Estado paternalista, hasta llegar a 1985 cuando el Estado paternalista se anuló en pos del neoliberalismo.


Fides navegó junto con el país en ese mar de permanencia y cambio. Los 4 periodos de su historia estuvieron estrechamente ligados a las transformaciones de la sociedad nacional y mundial. De un periodo a otro tomó rumbos diferentes y hasta contradictorios a causa de las diversas concepciones del director de turno. No obstante, fue posible hallar una constante: la búsqueda de la modernidad; es decir, de la constitución del Estado – nación boliviano y de las instituciones que lo sustentan.


Su primer periodo (1939 – 1960) se fundó con los tiempos cuando los oligarcas gobernaban el país. En sus inicios, el propósito de la Radio fue el apostolado radiofónico dirigido a los sectores de elite, tal cual era el pensamiento dominante de la época. Con todo, los fundadores Padres Pierre Descotes y Angel de La puerta tenían su proyecto “civilizatorio”, el cual se alcanzaría mediante la difusión del gusto estético y conocimiento científico traídos desde Europa. Su modelo sobre cultura estaba en la civilización europea que representaba el momento más avanzado de la evolución de la sociedad humana. De ahí provenía la “forma de vida” apta para civilizar al individuo boliviano.Sin embargo, no intuyeron las inmensas posibilidades comunicativas de la radiodifusión; en consecuencia, utilizaron a Fides para transmitir música selecta de manera prioritaria.


Con el P. Jaime Salvia Pinos hubo visos de cambio, pero no se concretaron.


El segundo periodo (1960 - 1978) trajo consigo un cambio radical respecto al anterior. El P. José Gramunt de Moragas, quien se quedó en la dirección durante 22 años, fue un pionero al apreciar el valor de un medio de comunicación tanto para la evangelización como para el desarrollo del país. Gramunt introdujo la modernización en Fides. Instauró el periodismo profesional a partir de la doctrina social de la Iglesia. Utilizó la emisora con fines educativos para coadyuvar al progreso de la nación. Supo guiar a la opinión pública con sus renombrados editoriales “¿Es o no es verdad?” y mediante una labor informativa veraz y objetiva. En el siglo XX, cualquier país que pretendiese alcanzar la modernidad no podía olvidarse del periodismo. Su pensamiento de desarrollo estaba un paso más avanzado con respecto al “desarrollismo” impulsado por las potencias capitalistas en los años sesenta, pues, Gramunt propugnaba un desarrollo integral y no sólo económico; que el ser humano se superase a si mismo en todas las facetas de la vida social y moral. En cambio, su concepción sobre cultura aspiraba también la “forma de vida” europea.


Por otro lado, estuvo en los momentos más difíciles de la emisora, salvándola del cierre indefinido después del golpe de García Meza.


No es desdeñable la influencia del P. Luis Espinal en medio del segundo periodo (1970 – 1971) y en el tercero (1978 _ 1980) . Espinal introdujo ideas renovadoras, provenientes del socialismo cristiano y de la teología de la liberación, en defensa de los pobres y oprimidos. Actualizó ala emisora en lo referido a los cambios acontecidos en la Iglesia Católica a partir del Vaticano II y en la campaña de Jesús a partir de la elección del P. Pedro Arrupe como general en 1965. Todo eso equivalía también a una búsqueda de modernidad, la otra modernidad, aquella que venía desde el socialismo. De la mano de esas utopías surgió la etapa (1978 – 1980). Emergió en momentos cuando los ciudadanos estaban hastiados con la dictadura militar y pedían mediante clandestinos gritos el retiro de los “gorilas”. La defensa de la democracia, de la justicia, de la verdad,de los pobres, le costó a Fides el temible ataque y su destrucción por parte mercenarios de García Meza en julio de 1980.


No se puede dejar de ponderar el tesón del Padre José Maria Lop. Director técnico de la emisora desde 1966 (director en 1971) . Él fue uno de los obreros que construyó la modernidad al instalar, con sus propias manos, las enormes antenas de Fides y de muchas otras emisoras católicas.


Por último, la cuarta etapa (1986 – 1989) representó la habilidad del P. Eduardo Pérez de combinar la empresa con el populismo comunicacional y de comprender cómo debería funcionar una radiodifusora a finales del siglo XX. Al difundir programas participativos y populares, al descentralizar el flujo informativo,al constituirse en una vigilante de la democracia promoviendo la opinión pública, al movilizar multitudes. Fides se había planteado, como nunca antes, el propósito de impulsar la modernización del país. Paralelamente, alcanzó una expansión económica sin precedentes y una presencia permanente en la punta del raiting.


Hasta 1986 los problemas económicos de la emisora habían sido crónicos; en más de una oportunidad el propio P. Gramunt se quejó por la falta de financiamiento que le impedía realizar programas de mayor calidad; la emisora prácticamente subsistía gracias al respaldo financiero de instituciones benefactoras. En los años noventa la Radio logró autofinanciarse y, además, ganar dinero, lo que facilitó el camino para empezar un nuevo proceso dentro de la radiodifusión nacional y jesuita: la corporación Fides 2001, con la que, seguramente, se extenderá el propósito de modernidad a cada una de las ciudades bolivianas donde exista una Fides.


A finales de los años noventa, Bolivia no pudo escapara los aires de la globalización. Una globalización que puso en duda los preceptos de identidad y soberanía nacional, que fue erosionando velozmente la concepción de modernidad que había primado durante todo el siglo XX. El aporte pasado de los medios de comunicación fue capital para la construcción del Estado Nacional (a partir de la revolución industrial); al final del siglo parecía que su aporte futuro iba a ser la destrucción de esa nacionalidad. ¿Cómo responderá la corporación Fides 2001 al nuevo “estado globalizado”, el cual tenía pretensiones de incrementarse aún más a partir del año 2000? ¿A través de qué concepción de modernidad se construirá la nacionalidad boliviana en el siglo XXI? ¿El siglo XXI representará el fin de la modernidad? ¿O quizá la modernidad ya falleció y no fuimos invitados al sepelio? No lo sabemos, si bien este relato histórico aquí termina, el proceso de la historia de Fides no ha concluido. Ojalá dentro de 60 años otro alocado historiador pueda descifrar esas incógnitas, pues, el autor de esta investigación seguramente en aquellos tiempos futuros se encontrará muy anciano (o quizá bajo tierra) y muy cansado como para dedicarse a relatar historias, ¡pero quién sabe!, tal vez.
Fuente: radiofides.com

<< Ver mas noticias

Ultimas noticias

Ver mas noticias
Hosting Gratis BoliviaStreaming.Net Musica Online Hosting Gratis BoliviaStreaming.Net