Menu

Audio en vivo

Get the Flash Player to see this player.

Ver noticias de...

Revisa tu horoscopo

BANCO UNIÓN tiene el interés más bajo en crédito a trabajadores

BANCO UNIÓN tiene el interés más bajo en crédito a trabajadores

La cartera crediticia que colocó la banca estatal en manos de los funcionarios dependientes del Estado alcanza a 50 millones de dólares, con una mora inferior al uno por ciento.

El Banco Unión posee las tasas de interés más bajas del mercado en préstamos para consumo y tarjetas de crédito para funcionarios públicos, informó ayer la gerente general de esa entidad financiera, Marcia Villarroel.

En una entrevista que concedió a Cambio, la ejecutiva afirmó que “la tasa de interés para créditos de libre disponibilidad es del 18 por ciento anual”.

Agregó que dicho interés es accesible si se considera que las tasas para créditos de consumo en el sistema financiero oscilan entre 24% a 26% anual.

Explicó que los créditos de libre disponibilidad pueden ser usados para el requerimiento que tenga el usuario, como ser viajes, compra de electrodomésticos o salud.

Este tipo de créditos comenzó a aplicarse desde la gestión 2007 para el magisterio, trabajadores en salud y jubilados, y a partir de enero de este año se amplió a otras reparticiones públicas, como los ministerios estatales.

Esa entidad ya tiene más de 50 millones de dólares en cartera de crédito para funcionarios dependientes del Estado y su mora es inferior al 1%.

Respecto de las tarjetas de crédito para funcionarios públicos, ésta entró en vigencia desde enero y tiene una tasa del 18%.

Ese interés es bajo respecto del resto del mercado, que ofrece este servicio al 27 y 28%.

Estos beneficios para el sector se deben a que el banco decidió brindar servicios adicionales a los 500 mil funcionarios, cuyas cuentas fueron traspasadas al Banco Unión en 2011, dijo Villarroel.

Con ello, la banca pretende que sus clientes sientan la diferencia del cambio de institución.

Requisitos

Villarroel explicó que los créditos para los funcionarios dependientes del Estado se otorgan a sola firma del solicitante y sin garantías personales ni hipotecarias.

Para obtener ese beneficio o el de la tarjeta de crédito, el cliente debe acreditar al menos un año de antigüedad en el sector público y no poseer deudas con ninguna otra entidad bancaria.

Además, debe tener una cuenta de ahorro en el Banco Unión, donde su empleador le abone sus haberes mensuales.

De no tener una caja personal puede abrir una y solicitar a su contratante que le pague a través de ese medio.

Este requisito se solicita porque sólo el 40% de los empleados públicos están bancarizados y el restante cobra a través de boletas de pago.

El proceso de bancarización permite a la entidad financiera realizar el descuento de la cuota mensual del préstamo.

Crédito

Según Villarroel, el monto al cual puede acceder el trabajador público depende de la función cuota-ingreso, determinada por la Autoridad del Sistema Financiero (ASFI).

Esto significa que el pago mensual al banco no puede exceder el 15% del salario mensual de ningún trabajador.

Ello implica que cuanto más alto es el préstamo solicitado mayor es el lapso de tiempo en el cual se debe realizar el pago.

El plazo máximo para la amortización de crédito que maneja el Banco Unión es de cinco años y todos los créditos se otorgan en moneda nacional, agregó Villarroel.

Seguro

El banco tramita un seguro de cesantía para que no se paralicen los pagos de los créditos de los trabajadores que queden desempleados.

El tema es negociado con las aseguradoras y se espera tener un resultado positivo en el transcurso de los dos próximos meses, manifestó la ejecutiva del Banco Unión.

De esta manera quedará cubierto el pago bancario durante el tiempo que el prestatario quede sin trabajo.


Alistan entrega de las tarjetas con chip

El proceso de cambio de las tarjetas de débito con banda magnética por aquellas con un microchip comenzará a mediados de esta gestión, informó la gerente general del Banco Unión, Marcia Villarroel.

“Esperamos salir hasta medio año con las tarjetas con chip (...) Estamos trabajando un cronograma de transferencia con la ASFI (Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero), Asoban (Asociación de Bancos Privados de Bolivia) y los bancos”, indicó la ejecutiva.

Explicó que la transferencia del sistema no será inmediata y las nuevas tarjetas tendrán los dos sistemas (magnético y chip). Cada tarjeta cuesta más de cinco dólares y el costo será asumido por los bancos.

También se adecuarán los cajeros automáticos.
Cambio

<< Ver mas noticias

Ultimas noticias

Ver mas noticias
Hosting Gratis BoliviaStreaming.Net Musica Online Hosting Gratis BoliviaStreaming.Net